Después del derrumbe, gracias a los aportes recibidos, se pudo apuntalar la estructura y recomponer los soportes vencidos como primer paso para la reconstrucción.

Ya cuentan con el material plástico del tamaño apropiado para reemplazar los sectores dañados de la cobertura y hay comprometida una cuadrilla de personas que vendrán en unos días a realizar trabajos varios de infraestructura en la institución que incluyen los del invernadero (además de una rampa de acceso en la calle que se ha tornado imprescindible).

Seguiremos al tanto del avance de las obras.