* Irene Freiwald de Gattiker, presidenta del grupo Evergreen y Pat James socia.

¡Que maravilla poder festejar 40 años como grupo! Y qué mejor, hacerlo con otro  que ¡también los cumplió en el mismo momento! Razón por la cual muchas integrantes de Evergreen partimos hasta Tandil para festejar junto con el grupo de esa ciudad.

Con esa misión salimos el lunes 3 de abril en tres autos las 12 que pudimos viajar. . Fue una experiencia hermosa, colmada de salidas y comidas organizadas a la perfección por el Grupo Tandil.

Visitamos a los Picapiedras, un grupo de escultores ubicados en vagones viejos al lado de la estación de tren de la ciudad, que trabajan sobre el clásico granito de Tandil. Allí vimos sus obras y nos adentramos en el modo de picar la piedra. Pudimos ver como se parte un trozo grande de granito y como se lo trabaja. También fuimos a un viejo casco de estancia llamado “Ave Maria” que pertenece a Asunti Pereyra Iraola. El mismo tiene una vista excepcional a sus jardines y arboledas, además de a una gran quinta con “de todo”. Betina, mano derecha de Asunti y agrónoma, fue la encargada de contarnos sobre lo que íbamos viendo.

Un almuerzo en la casa de Judy Hutton con paseo por su muy cuidado y bello jardín  fue parte de la agenda. Por lo cual, en agradecimiento a su hospitalidad y, a pedido de ella, colaboramos con 18Kgs. de arroz entre los dos grupos, que ella entrego al banco de comida de Tandil, el segundo mas grande de la provincia. Y nos lo agradeció por carta. Y como no podía ser de otra manera, también recorrimos los principales atractivos de la ciudad junto a la guía María José. Jornada que finalizó con una cena en el Club House del Barrio Sierras de Tandil, resultando un muy agradable momento de confraternidad en el que ntercambiamos regalos. Y así terminó nuestro precioso paseo ayudado por unos hermosos días soleados. El miércoles realizamos las compras típicas de Tandil (salame, queso y dulces) y luego emprendimos el regreso a casa.

Agradecemos especialmente a Kathleen y Maria José su apoyo logístico y al resto del grupo tandilense por su cordialidad.