Con Grandes expectativas el martes 21 de mayo tempranito a la mañana nos juntamos en Londres las primeras cuatro aventureras (Joselin Forschner, Margarita Stura, Susana Nelson y yo, Patricia Gagey). Ellas venían directamente de Buenos Aires y yo previamente había ido a ver a mis hijos a Paris, (donde como no pude con mi genio y pasé a visitar los Jardines de la casa de Monet en Giverny y el Botánico de Paris).  Todas para cumplir un sueño…. recorrer los jardines de Londres y Escocia. Esa misma tarde paseamos por un hermoso parque de entrada majestuosa en el pulmón de la ciudad…el Regent´s Park, lugar que los ingleses usan para él ocio, con espectaculares Fagus sylvatica (Haya), espectaculares canteros de rosas, lagos, fauna silvestre, etc., por supuesto que ese día no pudo faltar el famoso fish and chip con una rica cervecita.

Al día siguiente (22 de mayo) visitamos el “Dixter House and Garden” fue la casa familiar del jardinero y escritor de jardinería Christopher Lloyd.  Ahora es una casa histórica, un jardín, un centro de educación y un lugar de peregrinación para los horticultores lleno de Clematis, herbáceas, euphorbia oblonga, allium, etc. Creíamos que con esa visita habíamos visto lo más maravilloso del mundo, que ingenuas…no sabíamos lo que aún nos esperaba, hasta el sol parecía que lo habíamos comprado para nosotras.                                                                                                                             El 23 nos levantamos tempranito y partimos a la mega feria de jardinería…“Chelsea Flower Show”,  imposible describirla en palabras y fotos. Comenzamos viendo los diseños de pequeños jardines uno mejor que otro, y luego entramos en un stand de horticultura.  Los tamaños y variedades de Clematis, Peonias, rosas, dalias e Iris, agapantos con variedades nuevas, bulbos, rizomas, orquídeas, cactus, bromelias, etc.…. nadie nos podía detener, era tan excitante el lugar, que no nos dimos cuenta del tiempo y cuando miramos el reloj habíamos pasado 12 horas en el lugar!!!!

Los días subsiguientes recorrimos los jardines del Sissinnghurst Castle Garden, histórico, poético e icónico, data de 1530, fue un refugio dedicado a la belleza natural, ahí Vita Sackville-West y Harold Nicolson en 1930 se enamoraron del castillo y crearon un jardín de renombre mundial, dividido en diferentes Jardines, llenos de Iris, margaritas, herbáceas,  rosas trepadoras, Ceanothus, Rododendros en espaldadera, Lupinos, amapolas, etc.

También visitamos el Royal Horticultural Society Garden en Wisley, que es el jardín favorito de los ingleses. Vienen tanto a caminar como a descubrir nuevas asociaciones de flores, hierbas o arbustos, arroyos, Cotoneaster, Heucheras, más Rododendros, Hostas, Berberis, Hortensias, Acer palmatum rubra.  Luego entramos a un vivero donde tenían colecciones de Iris de todos los colores…, Pelargonium, plantas tropicales, cascadas (impresionante). Dedicamos un día al  Kew Gardens,  un jardín botánico en el suroeste de Londres que alberga las «colecciones botánicas más grandes y diversas del mundo». Fundada en 1840, sus colecciones vivas incluyen más de 30.000 tipos diferentes de plantas, mientras que el herbario, (que es uno de los más grandes del mundo), tiene más de siete millones de especímenes de plantas preservadas.

La biblioteca contiene más de 750.000 volúmenes, y la colección de ilustraciones contiene más de 175.000 impresiones y dibujos de plantas. Es una de las principales atracciones turísticas de Londres y es Patrimonio de la Humanidad.   Allí recorrimos enormes viveros de Carnívoras, Plantas tropicales, Cactáceas, etc. y donde hicimos un paseo en altura por las copas de los árboles. Esta Pasarela se llama Treetop, fue inaugurada en 2008,y lleva a los visitantes a un paseo 18 metros sobre el suelo, con un recorrido de 200 mts. Sobre un claro de un bosque. Los visitantes pueden ascender y descender por escaleras y por un ascensor. El suelo de la pasarela es de metal perforado y se flexiona bajo el pie; toda la estructura se balancea con el viento.

Dejamos Londres por dos días para viajar a la ciudad de Bath (que queda a  180 km) y aprovechamos para visitar Oxford y pueblitos típicos de la campiña inglesa. En Bath visitamos la ciudad  y  las termas romanas que son un edificio de interés histórico.     El complejo está muy bien conservado, gracias a lo cual se pueden apreciar con detalle los elementos arquitectónicos presentes en el edificio. Las termas propiamente dichas se sitúan por debajo del nivel de la calle.

De regreso a Londres el 29 de mayo, nos reencontramos con el dúo que se unían a nosotras para viajar a Escocia donde nos quedaríamos seis días…. María Cristina Aste de Alzugaray y Alicia Ziegner (Puppe). En Escocia también se agregó Celita Arriaga. Hicimos un  recorrido por  la ciudad y visitamos el Castillo de Edimburgo, es una antigua fortaleza erigida sobre una roca de origen volcánico ubicada en el centro de la ciudad. Este monumento data del siglo XVII y en su entrada encontramos  las estatuas de  Robert Bruce y William Wallace, erigidas en 1929. Esa misma tarde visitamos el Jardín Botánico de  la ciudad. Al otro día fuimos a “Benmore Botanic Garden“ que anteriormente era conocido como el Jardín Botánico Joven, es un gran jardín botánico situado en la península de Cowal, en Argyll y Bute,  a 243 km de Edimburgo.  Se caracteriza por incluir una Avenida de Sequoias Gigantes que fueron plantadas en 1863, grandes jardines amurallados cuadrados, una cascada, estanques y paseos por la ladera. Fue ahí donde pudimos deleitar nuestra vista con impresionantes Sequoias cuyas raíces desnudas se cubren de hermosos musgos y entre los cuales nacen naturalmente helechos. Fue ahí donde encontramos los Rododendros más grandes que haya podido ver en mi vida.

Y por último una excursión hacia el Lago Ness, donde al monstruo no lo vimos, pero nos deleitamos con el hermoso paisaje de colinas verdes llenas de animales pastando entre la bruma y la llovizna que caracteriza a  Escocia…

…y lamentablemente llegó el final de nuestro viaje Celita partiendo a la mañana temprano a Barcelona para continuar un viaje de amigas, yo en un tranvía al aeropuerto para viajar a Paris, y el resto de las “chicas” volaron hacia Londres-Bs As., cargadas algunas de cosas para nuestros nietos, todas con maletas repletas de semillas y yo cargada de ideas para modificar mi jardín…

Conclusión…Volvería…

Hay una frase muy conocida que dice.” If you are tired of London you are tired of life” a la cual le agregaría también “Escocia”.

Patricia Gagey – Grupo Links