3er capítulo:  “ Los paisajistas ingleses y franceses del siglo XVIII”

Elenita Baillie

El interés por el paisaje llevó a algunos artistas holandeses del siglo XVII a pintar escenarios exóticos con cascadas y escarpadas, que fueron como un anuncio de lo que en el siglo XVIII se denominaría “Paisajismo sublime”.

¿Por qué “sublime”?. Porque en el siglo XVIII se desarrolló una nueva forma de interpretar el paisaje: los pintores empezaron a representarla Naturalezapromovidos por la sensibilidad del Romanticismo de la época.

Dos de los más grandes paisajistas del siglo XVIII, fueron Boucher en Francia,  y más tarde Gainsborough en Inglaterra.

Cuando la frivolidad reinó en Francia con los reyes Luis XV y Luis XVI, los artistas, y en especial Boucher (1703 – 1770), crearon paisajes idealistas y en especial muy decorativos con el fin de adornar los salones de los palacios.

«Paisaje con molino”. Boucher (1755)

En Inglaterra, desde mediados del siglo XVIII en adelante y con Gaisborough  (1727-1788) a la cabeza, los pintores    vuelven los ojos a su paisaje nacional.

Gainsborough fue un gran retratista, pero además pintó bellísimos paisajes inspirado  en el estilo de los paisajistas neerlandeses del siglo anterior, como Rubens y Rembrandt.

“El abrevadero” – Gainsborough – (1774)

En éste famoso cuadro, Gainsborough combina  el paisaje con el retrato, pintando al matrimonio Andrews, como grandes terratenientes, y  con actitud de  propietarios en el parque de su residencia de Suffolk.

“El Sr. yla Sra Andrews”. Gainsborough (1748)

EL FORMATO APAISADO DE LOS PAISAJES:

Es interesante notar que el formato horizontal de los cuadros de paisajes se denomina  “apaisado” por ser un término derivado de “paisaje”. Sin embargo hay pintores que en lugar de usar formato apaisado eligen el formato vertical por alguna razón compositiva, como es  el caso de Constable, el pintor inglés de fin de siglo XVIII y principios del siglo XIX, que  prefirió pintar algunos de sus paisajes en formato vertical.

En el cuadro “El campo de maíz”,  Constable elije el formato vertical con el fin de enfatizar la gran altura de los árboles, además de lograr marcar un trayecto visual hacia el fondo del cuadro, donde se encuentra el luminoso campo de maíz.

“El campo de maíz” – Constable

4to  y próximo capítulo: “El siglo XIX, el “plein air” y los paisajes impresionistas”.