Durante todala Edad Media se consideró al paisaje como un accesorio en la pintura ya que se lo utilizaba solo como fondo de escenas religiosas y mitológicas.

A principios del siglo XVI, en la pintura del Renacimiento, cuando el paisaje comienza a liberarse de su función subordinada, es cuando Leonardo da Vinci estudia los efectos atmosféricos y descubre que la masa de aire modifica el color de los objetos y Giorgone (1476-1510) pinta su famoso cuadro “La tempestad”, representando una tarde de verano con cielo tormentoso: en lugar de pintar figuras con fondo de paisaje, pintó un paisaje integrando figuras.

”La tempestad”  de Giorgione (1509)

Hasta entonces las pinturas de los Paisajes, Bodegones y Naturalezas Muertas tenían muy poco prestigio artístico porque eran consideradas como pertenecientes a “géneros inferiores”. Las Academias tildaban los paisajes de “insignificantes” porque solo deleitaban la vista y no el intelecto y afirmaban que todo lo que era representación dela Naturaleza(ríos, montañas, árboles, flores, etc.), eran temas “subordinados” frente a temas con simbolismo y mensajes metafísicos, como eran las pinturas religiosas, históricas y mitológicas, consideradas por consiguiente de mayor valor intelectual y artístico.

El valor estético de lo paisajístico no se impuso hasta  el siglo XVII, la “edad de oro” del arte holandés, cuando los Flamencos y Holandeses comienzan a pintar “paisajes puros”. Una de las razones principales del surgimiento del Paisaje como un verdadero género pictórico, fue la crisis religiosa en Holanda.

Cuando la doctrina del Calvinismo derrocó ala Iglesia Católicaprohibiendo imágenes religiosas, muchas iglesias holandesas fueron blanqueadas y en los hogares protestantes los cuadros religiosos fueron reemplazados por paisajes.  En los Países Bajos, el éxito del paisajismo influyó en la producción artística y pronto se puso de moda y los pintores de imágenes religiosas que habían perdido su trabajo se volcaron a pintar paisajes.

”El molino”- J.van Ruisdael (1670)

Mientras los holandeses desarrollaban el tema del paisaje en el siglo XVII,   Claude Lorraine (o Claudio de Lorena) en Francia, se destacaba como uno de los paisajistas más famosos de la época, especialmente porque hizo estudios al aire libre sobre la luz y la sombra y porque creó un sistema que llamó “repoussoir” (del francés  “repousser,” que significa “empujar hacia atrás”). Este sistema consistía en crear un fuerte contraste entre el plano frontal, destacándolo intensamente contra un fondo muy luminoso y borroso.

”El puerto” – C. Lorraine (1639)

(El recuadro señala la parte donde más se destaca el “repoussoir”, y el interesante efecto de distancia logrado por el fuerte contraste).

Próximo capítulo: Los famosos paisajes ingleses y franceses del siglo XVIII.