Son arbolitos decorativos, con hojas brillantes y siempre verdes.

Sus frutos cuelgan de sus ramas como bolas de árbol de Navidad.

Sus flores que se abren en primavera perfuman el ambiente por varias semanas.

En San Diego se dan muy bien y la ventaja con respecto a otros árboles frutales es que no necesitan ser protegidos de los pájaros.

Hay que plantarlos en lugar soleado protegido de las heladas.

Necesitan un sustrato acido y PH 6-6,5

Se plantan en primavera.

El riego debe ser moderado.

En verano necesitan nitrógeno para su crecimiento y en invierno hierro,  magnesio, manganeso y zinc.

No necesitan una poda regular.

Para mantener la forma de los arboles hay que cortar los brotes nuevos a principios de primavera.

Pueden ser atacados por arañas rojas, áfidos y cochinillas.

Dulce de mandarinas

1k mandarinas

1 pomelo

1 limón

Igual peso de azúcar y fruta

Pelar las mandarinas, cortar en trocitos las cascaras de 3 de ellas.

Licuar la pulpa de las mandarinas eliminando semillas y fibra.

Cortar el pomelo y limón en cubitos con sus cascaras.

Pesar la fruta, colocarla en una olla y cubrir apenas con agua, poner a hervir hasta que el agua se haya consumido, añadir entonces el azúcar y cocinar hasta que espese y tome color brillante

 

 

 

Cascaras de naranja con chocolate

6 naranjas

2 tazas de azúcar

160grs de chocolate semiamargo

Cortar las naranjas en tiras de 1cm de ancho, eliminando la parte blanca.

En una olla con agua fría ponerlas a hervir por 5 minutos.

Escurrir, eliminar el liquido y repetir la operación 3 veces-

Preparar un jarabe cocinando a fuego medio por 15 a 20 minutos, 1 taza de agua con 2 tazas de azúcar.

Luego agregar las cascaras y se hierve a fuego lento por 10 minutos.

Ponerlas en papel mantaca, dejar enfriar, pasarlas por azúcar y reservar.

Derretir el chocolate a baño maría y bañar las cascaritas en el chocolate.